23/01/19

El coliving profesionalizado, a punto de entrar en el mercado español

Así como el coworking se ha convertido en los 2 últimos años en un fenómeno de éxito para el mercado de oficinas en España, el coliving profesionalizado quiere seguir sus pasos y probar suerte en el mercado residencial. Los grandes fondos de inversión internacionales, en su búsqueda por activos alternativos que ofrezcan rentabilidades más altas, están estudiando el mercado español para implantar este modelo, que ya ha triunfado en otros países como EEUU, Alemania, Reino Unido y Tokio.

Se trata de profesionalizar una práctica habitual en España de compartir vivienda añadiéndole aspectos sofisticados propios de las residencias de estudiantes. Los proyectos de coliving que se han desarrollado hasta el momento han diseñado complejos con, por un lado, habitaciones y aseos individuales y, por el otro, amplias zonas comunes con salas de cine y de juegos (con ping pong, billar, etc.), bibliotecas, gimnasios, restaurantes y piscinas, entre otros. También se ha utilizado la tecnología más vanguardista para mejorar la experiencia de los colivers mediante aplicaciones para reservar espacios comunes, comunicar problemas, conectar con otras personas del coliving, pedir a domicilio, etcétera.

El modelo, además, permite que los colivers puedan decidir si alquilar o comprar su parte de la vivienda, dependiendo del proyecto y del tiempo de estancia. De este modo, si se escogiese la compra, una vez terminado el periodo, se podría vender la parte de la vivienda a otra persona, recuperando el importe invertido.   

Según Toni López, socio de Forcadell y director del Área de Inmobiliaria de Empresa, “los millenials han cambiado la manera de consumir y han abanderado un cambio de pensamiento social entorno a la propiedad, la experiencia y el uso; es lógico e inevitable que esta tendencia haya llegado al sector inmobiliario”. Se trata de una generación que valora las experiencias y busca optimizar al máximo los recursos, pagando únicamente el uso y la experiencia de un bien, sin el coste o la gestión de tenerlo en propiedad.

En línea con esta tendencia, han salido al mercado una infinidad de plataformas que ofrecen servicios compartidos por un tiempo limitado como eCooltra, que alquila motos eléctricas por minutos, ByHours que reserva microestancias en hoteles, o wesmartPark, que conecta plazas de parking de particulares con conductores que quieren aparcar temporalmente. El objetivo de las 3 start-ups –y del coworking y el coliving- es dar respuesta a las necesidades de una nueva demanda obteniendo la máxima rentabilidad de un producto, sea una moto, habitaciones de hotel, plazas de parking o un inmueble. De hecho, las rentabilidades que buscan los inversores con proyectos de coliving giran en torno al 7,5%, porcentaje muy superior al que puede dar actualmente un activo residencial en primeras líneas.

 

;