20/03/20

7 consejos para evitar contagios si se ha producido una infección en la comunidad de vecinos

Ante la puesta en vigor del Real Decreto 463/2020 por el que se declaró el pasado 14 de marzo el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, todas las personas están obligadas a seguir las principales medidas de prevención que ha indicado la autoridad sanitaria, entre las cuales destaca el confinamiento en el hogar. Ante esta situación, son muchos los vecinos y propietarios que se preguntan qué medidas deben tomar en sus comunidades para prevenir el contagio del virus entre vecinos o qué uso pueden realizar de las zonas comunitarias.

“Es importante tener en cuenta que, como los transmisores del covid-19 somos nosotros mismos, puede existir la misma cantidad de virus en la calle que dentro de una finca”, explica Andreu Abelló, director del Departamento de Administración de Propietarios de Forcadell. “De hecho, el patrón es claro: cuánto más tráfico de personas, más riesgo”.

A continuación destacamos 7 recomendaciones básicas para evitar la propagación del coronavirus en caso que se haya producido una infección en la comunidad de vecinos. Las medidas de prevención también pueden realizarse aunque no haya sido declarado ningún caso de covid-19 en el edificio.

1. Mantener la distancia de seguridad con todos los vecinos

La distancia recomendada por las autoridades sanitarias para evitar el contagio de covid-19 es de 2 metros, y debe mantenerse tanto entre personas oficialmente infectadas como en aquellas que aparentemente estén libres del virus.  Es imprescindible, por lo tanto, mantener la medida de seguridad con las personas que transitan las zonas comunes (portales, puertas de acceso y escaleras) tanto con vecinos como con empleados de la finca: conserjes, limpiadores, personal de mantenimiento, etcétera.

2. Utilizar el ascensor sólo en casos imprescindibles.

Se recomienda priorizar el uso de las escaleras y utilizar el ascensor sólo en aquellos casos que sean imprescindibles. El uso de las escaleras, no sólo es más saludable por implicar actividad física, sino que evita riesgos de contacto con el virus. Si se utiliza el ascensor se recomienda que se realice un uso individual y que se utilicen guantes para tocar cualquier superficie (como el botón que indica la planta del edificio).

3. No acceder a las zonas comunes.

Para evitar posibles contagios entre vecinos, la normativa de contención del covid-19 prohíbe el uso de las zonas comunes como jardines, piscina, parques, azoteas o cualquier otro elemento que forme parte de la comunidad de vecinos. El parking tan sólo se podrá utilizar para hacer uso del coche y realizar un trayecto necesario, pero en ningún caso, para realizar deporte en él o cualquier actividad lúdica. Hay que recordar que el incumplimiento de esta normativa puede suponer multas y hasta 3 meses de prisión por un delito de desobediencia.

4. Informar al administrador de la comunidad

Si en la comunidad de vecinos se ha producido un caso de infección por covid-19 debe informarse inmediatamente al administrador de la comunidad para que éste pueda coordinar las nuevas medidas que deberán adoptar los equipos de limpieza y mantenimiento de la finca. “Nuestra misión como administradores es velar porque nuestros clientes puedan permanecer en casa mientras nosotros mantenemos la normalidad del funcionamiento de la finca dentro de la situación de excepcionalidad”, indica Andreu Abelló. El administrador, avisará a los servicios de limpieza para que ejecuten las medidas protocolarias de desinfección de las zonas comunes, coordinará la clausura de aquellas áreas y espacios comunes que se consideren necesarios y facilitará recomendaciones sanitarias y preventivas para que los vecinos puedan colocarlas en lugares visibles de la comunidad. También se encargará, en la medida de lo posible y como ya es habitual, del correcto funcionamiento de aquellos servicios comunes que tenga contratados la comunidad de propietarios. 

5. Limpieza y desinfección de las zonas comunes

Según detallan la OMS y el ECDC, las dos principales vías de transmisión del COVID-19 se consideran la respiratoria y el contacto con superficies contaminadas, con lo que el servicio de limpieza deberá realizar un protocolo exhaustivo para limpiar y desinfectar todas aquellas superficies susceptibles de estar contaminadas por haber estado en contacto con el enfermo. El tiempo de supervivencia del virus depende de una serie de factores, que incluyen el tipo de superficie, la temperatura y la humedad, pero con el uso de desinfectantes adecuados se calcula que puede inactivarse el virus en 1-5 minutos. Los desinfectantes recomendados, que deberán utilizar los servicios de limpieza en las zonas comunitarias y los vecinos en sus propias casas son 70% de alcohol etílico para desinfectar áreas pequeñas e hipoclorito de sodio al 0,5% (equivalente a 5000 ppm) para desinfectar superficies más grandes.

6. Aplazamiento de las reuniones de propietarios

Durante los días de confinamiento debe suspenderse la celebración de juntas generales de propietarios y, en caso que surjan emergencias puntuales, deben atenderse de buscando vías alternativas, sin realizar reuniones presenciales.

7. Asegurarse que el vecino tiene cubiertas las necesidades básicas

Asegurarnos de que el vecino infectado por covid-19 tiene cubiertas las necesidades básicas y puede realizar un correcto confinamiento ayudará, por un lado, a la contención del virus en la finca (puesto que no se verá obligado a salir al exterior) y, por otro lado, facilitará y aliviará el mal trago que pueda estar viviendo el vecino en estos días complicados.  “En el caso que se decida ayudar al enfermo facilitándole material doméstico o alimentos –destaca Abelló- deberán tenerse en cuenta todas las medidas de seguridad para no exponernos nosotros mismos al contagio”.

Contacto Dept. Comunicación

 
Cristina San José

Cristina San José

c.sanjose@forcadell.com
;