28/07/20

Una demanda residencial en transformación que se aleja de la ciudad

El teletrabajo, un hipotético nuevo confinamiento y unas circunstancias socioeconómicas diferentes a las habituales han propiciado que muchas personas quieran trasladarse a una nueva vivienda que les proporcione una mejor calidad de vida para poder afrontar los nuevos y desconocidos retos que el futuro deparará. 

Tras unos meses de cambios progresivos en la vida de las personas en cuanto a hábitos, costumbres, gustos y planes de futuro, la Covid-19 ha establecido para todos y sin excepción una nueva realidad inmediata, la cual ha llegado para quedarse por un buen tiempo. Desde la perspectiva del sector inmobiliario, uno de los efectos inmediatos de este nuevo escenario es el cambio de tendencia de la demanda a la hora de buscar vivienda. La implantación del teletrabajo – en aquellos empleos que ha sido factible aplicarlo por el tipo de actividad- ha perfilado una demanda que ahora ya no prioriza aspectos como la ubicación de la vivienda próxima al lugar de trabajo o de la familia sino que busca amplitud, espacios abiertos, entradas de luz natural y una óptima distribución de las estancias. Todo ello para mejorar en calidad de vida tras vivir unos meses en confinamiento y teletrabajando en viviendas que no estaban concebidas para pasar 24 horas en ellas combinando vida familiar y laboral en superficies, en su mayoría, insuficientes. 

Ante la posibilidad de establecer el teletrabajo como un sistema que ha venido para quedarse, la localización de la vivienda deja de ser una prioridad, por lo que el foco de búsqueda se eleva para poder contemplar otros municipios alejados de la ciudad. “Desde hace 2 meses, es decir, des de principios de junio hasta ahora, en FORCADELL hemos confirmado y constatado que la tendencia de cambio a la hora de buscar vivienda se está consolidando y que no se trata de casos puntuales. Hemos registrado un incremento de reservas de viviendas fuera de la ciudad en las que tenemos cartera de producto residencial y en algunos casos, incluso, se han tenido lugar operaciones dobles, es decir, la formalización de compra de la nueva vivienda más la cancelación de hipoteca de la primera vivienda”, destaca Marta Vilana, directora del Área Residencial de FORCADELL. 

Si bien el mercado inmobiliario se encuentra a la expectativa de lo que pueda ir ocurriendo a lo largo de los próximos meses en este incierto contexto socioeconómico, “se puede intuir la confección de un escenario nuevo en el mercado de venta y alquiler residencial en las grandes ciudades como Barcelona, contemplando incluso que puedan producirse bajadas de precios en zonas que eran impensables. No obstante, hacer previsiones de mercado nunca es tarea fácil, ni siquiera cuando el sector inmobiliario ha atravesado largos periodos de estabilidad, por lo que seguiremos a la expectativa”, comenta Vilana. Desde FORCADELL “observaremos con detenimiento el comportamiento del mercado para adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, ya sean propietarios, inquilinos o compradores, y seguir ofreciéndoles un asesoramiento personalizado y de la máxima calidad tal como hemos hecho hasta ahora”, añade Marta Vilana. 

El sector inmobiliario residencial afronta un nuevo reto, y muy importante, en el que la capacidad de adaptación y la experiencia de sus expertos profesionales serán clave para salir fortalecidos. Recientemente y como ejemplo evidente, la transformación digital, el proptech y la irrupción de nuevas soluciones impulsadas por startups ya supusieron una renovación integral del sector, por lo que ahora la adaptación al nuevo escenario se espera que sea más llevadero.

Desde FORCADELL, nuestros expertos consultores les asesorarán sin compromiso y adaptándose a sus necesidades si desea buscar un nuevo hogar en la actualidad. Contáctenos en el 934 965 408 o en residencialvendes@forcadell.cat. 

Contacto Dept. Comunicación

 
Cristina San José

Cristina San José

c.sanjose@forcadell.com
;