26/04/22

El (des)encaje de las dark kitchens & dark stores en Barcelona

El sector de los locales comerciales sigue haciendo frente a día de hoy a grandes retos que emergieron a durante la pandemia. Uno de ellos, quizás el más importante, el delivery. Su irrupción, todavía en crecimiento, ha supuesto una actualización del concepto, tanto a nivel de modelo de negocio, como de consumo y también en lo que respecta a las características del inmueble comercial al uso. 

El canal online permitió a la mayoría de los comercios, mantener su actividad adaptándose al formato digital y no tener que cerrar el negocio. En algunos casos, la adaptación no permitió mucho margen para pruebas, especialmente en los pequeños comercios o aquellos de tipo tradicional. Otros, en cambio, ya adaptados con anterioridad al canal online, la nueva realidad no supuso un cambio tan drástico.

Si bien el e-commerce agitó el mercado digital, y a su vez el sector logístico, también creció exponencialmente la necesidad de las empresas de contar con más repartidores. En este sentido surgieron dificultades y nuevas oportunidades como sucede en toda crisis. En la restauración el modelo de delivery incrementó tanto su popularidad que empresas y consumidores han seguido hasta día de hoy con un ritmo de actividad elevado, conviviendo hoy el disfrute de volver a un restaurante, una cafetería o una cadena de comida rápida. 

Su gran popularidad por parte de empresas y clientes derivó a la proliferación de aperturas de lo que se conoce como dark kitchens o cocinas fantasma. En el periodo pandémico su razón de ser no se vio cuestionada, sino todo lo contrario, pues generaba actividad económica y empleo, eso sí, muy precario. Se abrieron cocinas en locales, la mayor parte de ellas sin planificar la apertura al público como restaurante y solo algunos con opción de take away

Tras las dark kitchen se instauraron los denominados dark stores o supermercados fantasma, algunos surgidos años antes de la pandemia como la turca Getir (2015) o la americana Gopuff (2013) mientras que otros como Gorillas, de origen alemán, se creó en 2020. La gran expansión internacional de esta tipología de empresas tuvo lugar en 2021

El modelo de negocio es totalmente online también y se basa en la entrega de la compra a domicilio en apenas 10 minutos con la fidelización que proporcionan los descuentos. Se trata de una tipología de negocio que ya tenía, de algún modo, el terreno preparado así como la predisposición de una parte de la sociedad cada vez más digitalizada desde la pandemia y con menos tiempo para destinar a tareas como la compra.  

Dark kitchen y dark stores están haciendo hoy un pulso fuerte con el comercio tradicional, reemplazando el trato personal por la automatización de la atención al cliente, de acuerdo con la cultura de la inmediatez. “Las propiedades de locales ubicados en 3ª Línea, donde se suelen situar las dark stores, prefieren negocios que den servicio al barrio y que estén abiertos al público, huyendo de actividades a puerta cerrada”, señala Ana Fuertes, directora del Departamento de Locales Comerciales de FORCADELL

El formato de ambos modelos lleva intrínseco un ahorro importante en cuanto a la inversión inicial para la puesta en marcha de sus servicios como, por ejemplo, obras y acondicionamiento, costes de personal, mantenimiento o limpieza. “El sector de locales comerciales en Barcelona está haciendo frente desde la pandemia a múltiples retos, todos ellos complejos, que han puesto a prueba la capacidad de adaptación de propietarios, arrendatarios, emprendedores y consumidores a la nueva realidad económica y social actual”, destaca Ana Fuertes, de FORCADELL

Ambos modelos de negocio han llevado al límite la convivencia en las zonas residenciales de la capital catalana. La situación en Barcelona ha alcanzado unos niveles de saturación tales que han hecho intervenir al Ajuntament para regular este tipo de negocios y restaurar el bienestar de los ciudadanos. Dark kitchen y dark stores deben afrontar el reto de adaptarse de inmediato a la nueva normativa para poner fin a ruidos, olores, repartidores haciendo tiempo en aceras, motos y patinetes sin espacio habilitado, etc. “Es de vital importancia encontrar un punto de equilibrio y encaje que permita la convivencia de lo tradicional con los nuevos modelos de negocio. Tanto para el sector de los locales comerciales, como para ciudadanos y tejido empresarial de Barcelona la clave es sumar a pesar de la complejidad de la situación”, añade Ana Fuertes. 

Para poder continuar con su actividad, será necesario que estos nuevos modelos de negocio tramiten una licencia que terminará siendo obligatoria para todos en el plazo de 1 año. Además, dark kitchens y dark stores deberán habilitar un espacio para estacionar los vehículos en espera (motos, bicis, patinetes) de los repartidores, así como una zona de descanso y aseos para dejar libre la zona peatonal de las calles. 

La nueva reglamentación de la ciudad de Barcelona establece que las dark kitchen que vayan a abrirse tendrán que hacerlo fuera de la ciudad de Barcelona, en polígonos o en áreas alejadas de las zonas residenciales mientras que las empresas de supermercados fantasma por su parte, tienen terminantemente prohibido por el momento poner en marcha nuevos establecimientos en la capital catalana.

Contacto Dept. Comunicación

 
Cristina San José

Cristina San José

c.sanjose@forcadell.com
FORCADELL utiliza cookies técnicas, de personalización, análisis y publicitarias, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web y personalizar publicidad.

Saber más
;